Pudor

Nombre: Pudor

Autor: Santiago Rocangliolo

Editorial: Alfaguara

Número de páginas: 190

PudorPudor2

A diferencia de los últimos libros que he comentado, este lo tengo desde aproximadamente cuatro años. Algo que me llamó la atención desde el inicio, además del nombre, fue descubrir que Pudor tenía una película que salió en España allá por el 2007. Por su puesto, decidí leer el libro primero y esperaba hacer lo propio con la película después, pero lo cierto es que esa ultima tarea la tengo pendiente aún.

Este título pertenece a un escritor que no necesita presentación previa pues es harto conocido (en especial por “Abril Rojo”, ganador del premio Alafaguara 2006) y de hecho, para los que se animen a comprar el libro, podrán encontrarlo en cualquier librería decente e incluso en las indecentes, que abundan en el centro de Lima.

Pudor es un libro ligero, no plano, pero sí sencillo de leer, muy lineal y que adopta el estilo de dividir los capítulos dependiendo del punto de vista de los protagonistas que son, en orden de aparición: Sergio (hermano menor), Lucy (madre), Alfredo (padre), Mariana (hermana mayor), Papapa (abuelo) y el gato (gato de la casa).

Sigue leyendo

Anuncios

Mañana en el Botecito

Nombre: Mañana en el Botecito

Autor: Lorenzo Helguero

Editorial: Mesa Redonda

Número de páginas: 120

Mañana en el BotecitoMañana en el Botecito2

Adquirí este libro el año pasado, aproximadamente en setiembre, pero tardé casi un mes para leerlo (casi lo mismo que tardé en subir mi segunda entrada del blog), porque estaba muy ocupado en no reprobar mi último año de Derecho en la universidad.

Actualmente, no lo he visto mucho en librerías, salvo en Linio y Crisol y es que, aunque no me consta, en estos casos suelen existir tirajes de no más de 500 ejemplares y teniendo en cuenta la fecha de publicación (2012), y la notoriedad que está cobrando el autor, no es raro que empiecen a escasear.

Pero vamos a lo que importa. En primer lugar, quiero mencionar que la sinopsis que viene en la contraportada del libro no debería estar allí pues da una idea errada del libro. Ni bien leerla, muchos se imaginan (me incluyo) que estamos ante otro de estos “libros para jóvenes”; lo que automáticamente te hace iniciar la lectura con el prejuicio propio de estos textos, pero nada más lejos de la realidad.

Sigue leyendo