La vida en las ventanas

Nombre: La vida en las ventanas

Autor: Andrés Neuman

Editorial: Alfaguara

Número de páginas: 199

Haciendo un pequeño alto a las críticas de autores locales, en esta ocasión me he decantado por una de las primeras obras del argentino Andrés Neuman, joven promesa de la literatura (ya no tan joven actualmente), cuyo trabajo ha sido ampliamente reconocido a través de los años.

No voy a entrar en detalle sobre el autor, pero sí sobre el momento en que fue publicada la primera edición de esta novela:2002. Este dato, además de revelarnos la precocidad de Neuman (25 años en aquel tiempo), permite entender el contexto en el cual se desarrolla la narración (España) y el uso de una tecnología en pleno apogeo (Internet).

Fiel al estilo de este blog, lo siguiente va a estar lleno de SPOILERS, así que si no deseas conocer los detalles de la trama, puedes detenerte aquí. No obstante, desde ya puedo decir que el mérito de esta novela no recae para nada en los giros de la historia (que no hay muchos la verdad)  y de todas maneras vas a seguir leyendo, así que ahí vamos.

La premisa de La vida en las ventanas  es, en líneas generales, muy sencilla:

Net es un joven universitario que está pasando por un período depresivo y vive atrapado entre dos situaciones de las que no parece poder escapar. Por un lado, le escribe constantemente correos electrónicos a Marina, una exnovia que nunca le responde. Por el otro, se haya en medio de una crisis familiar que enfrenta a sus padres y a su hermana Paula. Como una forma de evadirse de la realidad; ha dejado de asistir a clases, se ha entregado al onanismo y por la noches frecuenta bares en donde consume todo tipo de alcohol y drogas. Sin embargo, a medida que avanza su historia (contada por él mismo a través de los correos a Marina), conoce a Cintia, cuya irrupción termina por redimirlo y lo impulsa a afrontar el desenlace de las dos situaciones iniciales.

Este bien podría ser un resumen de toda la novela. Como dije en la advertencia de spoilers, lo mejor no está en la trama. Por supuesto, eso no quiere decir que la trama sea mala. Probablemente lo mejor de La vida en las ventanas es su lenguaje: muy bien trabajado, casi poético sin ser rimbombante. Por ejemplo, en este extracto:

15127385_1293325154040545_196336910_o

Neuman tiene el don de emocionar con las palabras. A lo largo de todo el texto podemos encontrar frases construidas de forma muy inteligente, que son prosa, pero que bien podrían ser poesía. En ese aspecto, tiene mucho éxito en la construcción del mundo interior de Net y de su entorno, a veces onírico, etéreo. Para ello, de principio a fin, juega con la metáfora de las “ventanas” para explicar la evolución de los personajes, algunos atrapados en la contemplación y otros emancipados de la misma.

Otro aspecto que también me gustaría rescatar es la precisión con la que narra ciertas experiencias de vida y reflexiones cuasi-filosóficas que Net transmite a través de los correos. No sé si es porque tengo la misma edad que el autor cuando se publicó este libro, pero me he sentido identificado muchas veces. Si bien de amor y desesperanza está llena la literatura, el autor brinda un cuadro perfecto de la forma en que se sufre siendo joven en el siglo XXI.

Me enamoré por primera vez (o eso pienso) cuando tenía 7 u 8 años. Eso, que al inicio apenas fue un gusto por compartir juegos (y eventuales roces de manos), se mantuvo durante toda la primaria, pero nunca dio frutos. En parte porque tenía vetado el uso del teléfono, la única tecnología de ese tiempo que podía acercarme a mi amada. Aún recuerdo la ansiedad que sentía al llegar a casa y ver el aparato metido en una caja cerrada con llave. Así, mi primer amor, además de frustrado, fue bastante analógico. Sin embargo, la segunda vez que me enamoré ya tenía en mi casa una computadora con Internet y las reglas de juego eran completamente distintas. Y las ansiedades, más atroces.

La vida en las ventanas refleja bien esas nuevas ansiedades: las de la pantalla vacía, las del mensaje que nunca llega o que creemos que se ha “perdido” en el ciberespacio. Quién, en el mundo de hoy, no ha sufrido por un “xxx está escribiendo” o por un “visto” sin respuesta. Y todo lo anterior combinado en la novela con algunos tópicos como el abuso del alcohol o las drogas, escenario donde destaca Xavi, amigo de la Universidad y dueño del antro favorito del protagonista. Es a través de él que podremos explorar ese camino hacia el vacío en el que también se encuentra Net antes de conocer a Cintia.

Si bien Marina es uno de los ejes centrales de la historia, Cintia es más bien un contrapunto, un acontecimiento que tuerce la historia y produce el “final bueno”. Mientras que Marina es una figura omnipresente, pero distante; Cinthia se presenta como una mujer cercana y con los pies sobre la tierra. Es, como dice el dicho, de las mujeres que lo ponen a uno en vereda. Es ella -y solo ella- quien consigue sacar a Net del abismo espiritual y lo obliga a retomar las riendas de su vida. Este camino de redención se ve puesto a aprueba por el colapso de los dos conflictos del inicio: El divorcio de sus padres y la superación del antiguo amor.

Casi al final se presentarán algunos giros interesantes en la trama, pero sin mucha trascendencia. Por ejemplo, la infidelidad de la madre de Net con su cuñado, la carta del abuelo en donde expone las razones de su suicidio (camino que parece ser también el de su padre) y un pequeño flashback al pasado con Marina, que termina de confirmarnos que el interlocutor silencioso es real y no imaginario.

Quiero rescatar una explicación magistral de las relaciones de hoy en día, casi al final de la novela:

15133841_1293324884040572_366193205_o

¿La recomiendo? Por supuesto. Es lo que he visto que llaman “literatura mayor”. No tengo más que elogios para esta obra, aunque ya los tiene de sobra de la crítica especializada. Por ello, no puedo más que aconsejar que lo compren en la primera oportunidad que tengan y se sienten a disfrutar este camino de abismo y redención a través de las “ventanas”, tanto las reales como las imaginarias.

¿Quieres saber más sobre el autor?

Aquí su página en Wikpedia

Aquí otras críticas sobre el libro:

http://www.elcultural.com/revista/letras/La-vida-en-las-ventanas/4667

https://clubdecatadores.wordpress.com/2010/03/09/la-vida-en-las-ventanas-andres-neuman/

http://unlibroaldia.blogspot.com/2016/08/andres-neuman-la-vida-en-las-ventanas.html

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/vida-ventanas-andres-neuman-5248111

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s