Humillación en la redes: Un viaje a través del mundo del escarnio público

Nombre: Humillación en la redes: Un viaje a través del mundo del escarnio público

Autor: Jon Ronson

Editorial: Ediciones B

Número de páginas: 305

Hoy es un día especial. Además de traerles la crítica semanal, he añadido una nueva sección a este blog: Ensayos. En esta categoría entrarán todas aquellas publicaciones de no ficción que vayan cayendo en mis manos. Desde ya les aviso que la mayoría tratarán sobre Internet y otros temas digitales (que es mi campo laboral). Así que si les interesan esos temas, les aconsejo que comiencen a seguir este blog o le den like al fanpage para que se mantengan al tanto.

El libro que comentaremos hoy es “Humillación en las redes” de Jon Ronson, un autor hasta ahora desconocido para mí salvo por el hecho de que (sin saberlo) vi una película basada en otro de sus libros: “Los hombres que miraban a las cabras”. Así, al no tener otros referentes más que ese, presupuse que se trataría de algún tipo de estudio sobre este fenómeno.

Humillación en las redes está dividido en 15 capítulos en los que, a diferencia de lo que yo pensaba, el autor sostiene entrevistas con algunas de las víctimas de los ataques y reflexiona acerca de la naturaleza del escarnio en Internet. De hecho, el estilo empleado da la sensación de estar asistiendo a la versión en papel de un show de televisión.

Todo empieza con la narración de un caso personal (C1: Braveheart) en el que Ronson se queja de un supuesto robo de identidad en Twitter. Luego de identificar a sus plagiarios, los conmina a borrar la cuenta, pero estos se niegan. Esto hace que el autor decida echar mano de una herramienta muy común en nuestros tiempos: la humillación en Internet. Sube un video, coloca un par de tuits venenosos y a través del escarnio logra que borren la cuenta. Al final, reflexiona sobre lo común que se ha vuelto esta práctica y decide investigar qué es lo que ha vuelto tan popular.

Los siguientes capítulos tratan sobre casos específicos. El primero  y el segundo (C2: Me alegro de no ser eso, C3: El desierto) abordan el caso de Jonah Lehrer, un escritor famoso allá por el año 2012 gracias a sus libros y charlas sobre psicología popular. Ronson explora la caída de Lehrer luego de que se descubriera que había cometido plagio en gran parte de su obra. Se resalta lo curioso que resulta que los remordimientos no solo atacan al autor sino también al periodista que descubrió el fraude. Al final, en un intento de redención, Lehrer decide dar un discurso de disculpa en un evento de la Fundación Knight, pero nuevamente es sometido a la humillación pública por Twitter ¡en vivo! Aquí se puede ver este video (a partir del minuto 59).

El tercero trata sobre Justin Sacco (C4: Dios, fue acojonante), una mujer común y corriente que vio arruinada su vida luego de que un tuit aparentemente racista se hiciera viral. Una vez más, se entrevista no solo a la víctima sino también a algunos de los victimarios. También se explora algunos ejemplos “analógicos” de castigos humillantes como las extravagantes sentencias del ex juez estadounidense Ted Poe.

Luego, Ronson dedica un capítulo entero (C5: El Hombre desciende varios peldaños en la escala de la civilización) a revisar viejas teorías sobre el comportamiento humano. Aquí hay varias críticas a libros como Psicología de las masas de Gustave Le Bon o experimentos como el de los carceleros de Stanford. En general, el autor da entender que sabemos muy poco sobre el comportamiento y que lo poco que sabemos podría ser mentira.

Ya en la mitad del libro se retrata un caso más (C6: Hacer algo bueno) en donde se adelanta una posible explicación a los linchamientos virtuales: la creencia de que los victimarios están ‘haciendo lo correcto’. A partir de aquí, todos los demás capítulos tratan sobre casos excepcionales en donde los protagonistas han evitado la humillación o han conseguido superarla.

Así, se explora la forma en que Max Mosley evitó el escándalo (C7: Viaje a un paraíso libre de humillaciones), la participación de Ronson en un programa llamado “Honestidad Radical” (C8: Taller de erradicación de la vergüenza). También otros casos en donde no hubo ninguna reacción en Internet pese al escándalo (C9: Una ciudad conmocionada por la prostitución y una lista de clientes). La recuperación milagrosa de Mike Daisey (C10: De cómo Mike Daisey estuvo a punto de ahogarse). Y finalmente, algo que me llamó mucho la atención: la aparición de empresas que crean contenido para ocultar los hechos vergonzosos de sus clientes en Internet (C11: El hombre que puede cambiar los resultados de búsqueda de Google, C14: Gatos, helado y música).

En el medio, se introducen comentarios a estudios científicos en lo que es la parte más académica del libro (C12: El terror, C13: Raquel en un mundo post humillación). Ya en el final, (C15: Su velocidad) Ronson no plantea conclusiones sino que más bien busca que el lector reflexione y cree su propio juicio sobre todo lo que él ha mostrado a lo largo del texto.

En cuanto al contenido, no tengo ninguna queja. El libro es entretenido y abunda en detalles, citas y otros materiales complementarios muy útiles para quien quiere enterarse más del tema. Sin embargo, en ningún capítulo se profundiza demasiado sobre los conceptos expuestos. Pareciera que este no es el objetivo del libro, pero aún así da la sensación de que mucho contenido interesante (como el derecho al olvido o los juicios infamantes) queda fuera de revisión.

Si bien no es un texto académico, lo recomiendo especialmente como lectura de cualquier persona preocupada por lo que ocurre en Internet. El ciberacoso, la pornovenganza y el linchamiento virtual son fenómenos que están creciendo de forma alarmante en todo el mundo. En el Perú recién sentimos sus efectos, pero a medida que haya más personas conectadas, estos casos se multiplicarán. Las redes sociales son hoy una gran herramienta que permite a los usuarios denunciar a empresas abusivas o a matones de barrio, pero que también pueden convertirse en instrumentos de tortura y vejación.

Hemos llegado al final de la crítica. ¿Lo recomendamos? Este es una gran “depende”. Como mencioné, el tema es muy interesante pero por la forma en que está narrado, siento que podría no serlo para ciertas personas. Bajo esto, voy a dejar a criterio del lector el adquirirlo o no.

¿Quieres saber más sobre el autor?

Aquí su página en Wikipedia

Su cuenta de Twitter

Aquí otras críticas sobre el libro:

 

http://generacionreader.blogspot.pe/2016/01/jon-ronson-humillacion-en-las-redes.html

http://www.revistabyte.es/opinion-byte-ti/humillacion-en-las-redes/

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s